Cuéntame tu historia VIII

11/1/15


Tema: Amistad

Estaban siendo unos días muy duros para Carla. Después de dejarlo todo atrás para perseguir su sueño se encontraba en otro país. Llevaba en Francia un par de meses, pues el director de una revista de moda francesa la había llamado justo después de terminar la carrera de arte dramático, en España. Quería que fuese la imagen de la nueva colección.

Carla era una chica muy atractiva, por lo que la llovieron las ofertas al terminar sus estudios. Sin embargo, se decantó por aquella revista con la esperanza de encontrar salidas laborales en Francia. Un país que la había enamorado desde siempre.

Pero la nueva campaña se terminó, y llevaba semanas sin encontrar trabajo como modelo o actriz. Aquél había sido tan solo un trabajo temporal. Y, aunque por las noches trabajaba en un pub para poder pagar el apartamento en el que vivía, aquello no era lo suyo. Se veía sola en la gran ciudad de Paris, echando de menos a su gente, a su familia. Sin saber qué camino tomar. Sin saber si debía tirar la toalla.

Una mañana despertó, como otra cualquiera. Desayunó y comenzó a buscar castings u ofertas de empleo en el periódico. En ello estaba cuando sonó su móvil. Era Lidya, su mejor amiga. Se había guardado para sí las últimas semanas, mintiéndoles a sus padres y amigos. Diciéndoles constantemente lo feliz que estaba allí con su nueva vida, para no preocuparles. Aunque lo que más deseaba fuese no aguantar las lágrimas y pedirles que la llevasen de vuelta a casa.

-          ¡Carla! ¿Qué tal vas? – dijo Lydia al otro lado de la línea.
-          ¡Hola guapa! Muy bien, aquí estoy, preparándome para una sesión de fotos que tengo esta tarde. – Mintió.
-          Seguro que lo harás genial. Pero, ¿seguro que estás bien? Hace días que no me llamabas.
-          Sí, perfectamente. Es que apenas tengo tiempo…
-          Si tú lo dices…

En ese momento sonó el timbre.

-          Oye Lidya, te llamo en otro momento. Están llamando a la puerta. ¡Un beso! – y colgó. Se sentía muy mal por mentir a su mejor amiga pero no quería preocuparla. Se dirigió a la puerta y abrió.

-          Tal y como imaginaba – dijo Lidya.
Y allí estaba, su mejor amiga en el rellano de su edificio, en París, con una maleta.
-          ¿Qué diablos haces aquí? – preguntó Carla, abrazándola.
-          Pues ayudarte pequeña mentirosa. ¿Crees que me puedes engañar a mí? – decía con una sonrisa – Mírate…

Lidya la estudió unos instantes. Tenía el pelo revuelto y los ojos cansados, contorneados por unas grandes ojeras.

-          ¿Cómo lo has sabido?
-          Porque soy tu mejor amiga…

Pasaron el día juntas. Carla no tuvo más remedio que contarle a Lidya los problemas que estaba teniendo últimamente. Rompió a llorar, desconsolada, perdida. Pero esta vez estaba allí su mejor amiga que, en silencio, la acariciaba el pelo mientras se desahogaba. Lidya supo que algo andaba mal. La conocía demasiado bien y no dudó ni un instante en ir a hacerla una visita.

Al día siguiente la peinó, la maquilló y la sacó de esa casa. Patearon toda la ciudad dejando currículums en un montón de empresas. En la última de ellas, la directora les informó de que en un teatro estaban buscando actrices para una representación teatral. Les apuntó la dirección y allí fueron. Era uno de los teatros más importantes de París. Carla tuvo que hacer una prueba y, para su sorpresa, la contrataron.

-          No sabes cuánto te necesitaba. No he podido hacerlo yo sola…
-          Carla, eres mi mejor amiga, mi alma gemela… No hacen falta tus palabras para saber cómo te sientes. Estabas perdida y solo necesitabas un pequeño empujón… Además… hay algo que no te he contado aún…
-          ¿Qué ocurre?
-          Verás… Echaba tanto de menos a la pesada de mi mejor amiga que pedí el traslado en mi trabajo y me consiguieron un puesto aquí en París…
A Carla le brillaron los ojos y se abalanzó hacia su amiga. La fuerza del abrazo hizo que las dos cayeran al suelo y comenzaran a reír debido a su torpeza.
-          ¿Creías que te iba a dejar sola en esta ciudad tan grande con tu poco sentido de la orientación? – Bromeó.
-          ¡Esto es un sueño! – gritó riendo Carla.
-          Aquí comenzarán nuestras próximas aventuras. Te seguiría a donde fuese. Ya lo sabes. Eres la mejor amiga y la mejor hermana que una puede tener.



Image and video hosting by TinyPic

10 comentarios:

  1. Holi !!
    Ohhhh que lindo :D me encanto todos necesitamos una amiga así.
    Paso por la cadena de comentarios lo siento por pasar hasta ahora pero estaba de vacaciones jejejeje
    Bienvenida nuestra cadena de comentarios :D :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! Muchas gracias ^^ Yo también pienso lo mismo ^^
      No te preocupes :) Espero que hayas disfrutado de las vacaciones ^^
      Un beso!!! ^^

      Eliminar
  2. ¡Que historia más bonica! Hay pocas cosas mejores (si es que hay alguna) que una amistad verdadera...
    Me ha encantado :-)
    Saludos!
    PD. ¿De qué va esta iniciativa? Porque tiene buena pinta :-) (A ver si ayudo un poco a las musas, que están un poco ausentes ultimamente)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ramón! Muchas gracias por tu visita y tus palabras ^^
      La iniciativa se llama cuéntame tu historia, consiste en que cada semana más o menos el blog que ha creado la iniciativa propone un personaje inventado. Dan una pequeña descripción y a raíz de ella los que participamos tenemos que construir una historia con ese personaje ^^
      Te dejo toda la información del blog: http://notodoesfantasia.blogspot.com.es/2014/09/iniciativa-blogguera-cuentame-tu.html?showComment=1420308566418#c3650294271524727908
      Espero verte pronto por la iniciativa ^^^
      Un beso!!! :)

      Eliminar
  3. Hola! Que relato más bonito! Me encantan los relatos sobre la amistad y por supuesto el tuyo no iba a ser menos^^

    ResponderEliminar
  4. Que chula nena. Alomejor me uno yo también a esta iniciativa!!! Me mola. Besos florecilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii espero que te unas ^^
      Muchas gracias!!!
      Un besote!!! :)

      Eliminar

¡Anímate a comentar! Tu opinión es importante para mí. Te responderé encantada y te devolveré el comentario :)

¡Un beso!